Excursiones por la comarca de la Marina Alta

La comarca de la Marina Alta en cuyo epicentro está Dénia ofrece numerosas opciones para los visitantes. Desde Dénia se puede acceder con facilidad a las playas de poblaciones costeras como Jávea o Calpe, pero también descubrir pequeños pueblos del interior con encanto y muchos parajes naturales asombrosos.

A los que les gusta el excursionismo de naturaleza no les faltaran senderos por recorrer. Tampoco caminos a los que simplemente les gusta pasear y contemplar paisajes con calma. Y por supuesto también hay opciones para los que aman conocer un patrimonio cultural e histórico de gran riqueza. Aquí te hacemos algunas propuestas para tus excursiones por la comarca de la Marina Alta.

Salidas para los amantes de las playas y la costa

A sólo diez kilómetros de Dénia, separados por el Parc Natural del Montgó, se encuentra la población de Jávea. La costa de Jávea se extiende a lo largo de 20 kilómetros y ofrece una gran variedad de playas. También muy cerca de Dénia se encuentra la población de Calpe que cuenta con 13 km de costa con 14 playas y calas para todos los gustos. Difícil es no encontrar una que encaje con tus preferencias.  Toda la zona es de geografía accidentada por lo que además es posible disfrutar de maravillosas vistas en muchos lugares.

En Calpe se encuentra uno de los símbolos más conocidos de la Costa Blanca: el Peñón d’Ifach. El Peñón destaca por sus 332 metros de altura y por estar unido por un estrecho istmo al resto de la costa de Calpe. Existe una ruta para subir al peñón que es accesible para todo el mundo hasta llegar al túnel del Peñón. La parte final de la ruta hasta la cumbre presenta un poco más de dificultad, pero los que lo coronan pueden disfrutar de increíbles vistas de la zona.

Salidas para los amantes del patrimonio

Al margen de la visita al interior de las poblaciones de Jávea y Calpe, la comarca de la Marina Alta cuenta con diversos pueblos de interior que destacan por su pintoresquismo. Son recomendables las visitas a los pequeños pueblos de La Vall d’Alcalà, La Vall de Gallinera, La Vall de Laguar, La Vall de Pop y La Vall d’Ebo.

En el pequeño municipio de Castell de Castells, a 38 kilómetros de Dénia, se encuentra el yacimiento con arte rupestre del Pla de Petracos. El yacimiento está compuesto por ocho abrigos de los que cinco presentan motivos pintados perfectamente visibles.

También es recomendable conocer la torre medieval de los Medinaceli en el Verger o la parte vieja de Benissa donde encontrarás palacios y el convento e iglesia de la “puríssima xiqueta”, llamada popularmente la Catedral de la Marina. También es interesante el casco antiguo de Teulada con sus palacios medievales, lonja gótica y la iglesia o la plaza de toros y la iglesia del convento de Ondara.

Excursiones a la naturaleza

La cima del Montgó. Desde Dénia la salida más cercana y conocida es el ascenso a la cima del Montgó, situada en el interior del Parque Natural del Montgó, situado entre Dénia y Jávea. Desde la cima del Montgó se pueden disfrutar de impactantes vistas de la larga costa de los dos municipios. La ruta para ascender al Montgó es apta para todas las formas físicas y tiene una duración de unas dos horas a pie.

La peña Foradà. En el interior de la comarca, a unos 37 kilómetros de Dénia, podemos encontrar el bonito pueblo de La Vall de Gallinera. En este municipio se encuentra, a más de 700 metros de altura, la denominada peña Foradà, uno de los elementos geológicos y paisajísticos más singulares de la comarca. Lo más conocido de la Foradà es que dos veces al año el sol pasa por su característico agujero e ilumina el antiguo convento de San Andrés de Benitaia. Para acceder a la Foradà, desde el pueblo de Benissivà, se requiere un cierto estado de forma ya que el sendero asciende un desnivel de 550 metros a lo largo de una ruta de 8,2 kilómetros.

El Forat de Bèrnia. A 23 kilómetros de Dénia se encuentra Xaló donde se inicia una de las rutas para llegar hasta el Forat de Bèrnia, un túnel de 15 metros que cruza la Sierra de Bèrnia y sorprende por las impresionantes vistas a Altea y toda la comarca de la Marina Baixa. Se trata de una ruta que también requiere una preparación física ya que implica una ruta de 9 kilómetros superando un desnivel de 400 metros.

El barranco de l’Infern. A una distancia de 29 kilómetros de Dénia se encuentra la meca del senderismo comarcal: la Vall de Laguar. En esta zona se encuentra el Barranc de l’Infern, muy reputado en las guías de senderismo peninsular por sus grandes subidas y bajadas, entre ellos una bajada de 6.873 escalones. Se trata de una ruta muy dura, que requiere una buena forma física, ya que cubre 14 kilómetros de ruta circular con tres grandes ascensos y descensos.

¿Quieres venir a pasar tus vacaciones con nosotros?
Comments are closed.
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?